El coche circulaba tranquilo por la carretera vecina al río. La muchacha lo conducía igual que si ese fuera su único cometido en la vida, apenas presionando el volante en las revueltas, tocando suavemente los pedales mientras movía el cuerpo al sonido de la música de Police, Every move you make, I'll be watching you... Tan guapa, con su largo pelo oscuro agitándose en el aire arremolinado entre las ventanillas abiertas y el vestido lleno de flores, igual que las cortinas de cretona en el salón de una vieja dama inglesa. Vista así, parecía una chica feliz...

26 ene. 2010

¡Asssúcarrrrr!

Aquel 30 de diciembre de 1939 en La Habana se bailaba mientras Europa se resquebrajaba con la II Guerra Mundial. Nacía el cabaret Tropicana, conocido como 'el paraíso bajo las estrellas', que, con el tiempo, se convertiría en el night club más famoso de toda América. Ron, ritmo y sabor se dan cita desde entonces entre las cuatro paredes de este local que se sirve de la vegetación de sus alrededores para darle más espectacularidad a sus números musicales y que tiene entre sus filas, según dicen, a lo mejor de las mujeres mulatas del mundo. Por sus escenarios han pasado los más grandes de la música cubana: Celia Cruz, Benny Moré, Rosita Fornés y un largo etcétera. No hay mejor sitio en La Habana para disfrutar de la música y el folklore cubanos: 200.000 turistas al año dan buena muestra de ello.
En Cuba uno puede relajarse en las cristalinas aguas de Varadero, contemplar los restos semisumergidos de la flota del Almirante Cervera que recuerdan la Guerra hispano-cubana de 1898 en Santiago, perderse por las calles de Trinidad y pasear entre los rincones más bellos -y hay unos cuantos: el Malecón, la Plaza de la Revolución y La Rampa, por citar algunos- de la siempre en movimiento Ciudad de la Habana. Y, después de todo eso, lo mejor es hacer una parada en Tropicana y dejarse llevar por el más puro son cubano.



Fuentes: El Universal, Web de Tropicana

10 comentarios:

  1. si volvieran los platero...
    ¡oh por dios! que vuelvan! :)

    ResponderEliminar
  2. ¿¿dónde hay que firmar para que vuelvan??

    ResponderEliminar
  3. ooo, y si el año que viene bailamos guajira a orillas del Caribe?
    Por cierto te recomiendo una peli que se llama la ciudad perdida, es de Andy García http://www.youtube.com/watch?v=uZ8SDqKuKBY
    aunque Inés Sastre da pena, pero es wapa, jeej.

    ResponderEliminar
  4. Sehila, yo ya estoy ahorrando para ello :)

    ResponderEliminar
  5. Muy gráfica esta entrada, ya me estaba imaginando en La Habana... quién pudiera estar allí ahora xD y ya que te recomiendan pelis por aquí arriba a mí se ocurre Habana Blues, en la que la música está muy presente :)

    ResponderEliminar
  6. Si ya tenía ganas de visitar La Habana no te digo después de esta entrada tan llena de 'saborrrrr'. Perfectamente reflejado, tiene una pinta espectacular.
    Quién sabe si el año que viene... :)

    ResponderEliminar
  7. daleeee!mi neeegra!!la HABANA!!No se si las peliculas nos muestran la cara amable de la Habana me gustaria ir a comprobarlo.Pero bueno, como dicen en el anuncio de Malibu..NO HAY PRIISA!
    fdo: la seo desde la republica checa

    ResponderEliminar
  8. En estas epocas....entradas como esta hace que se te vaya la cabeza a paisajes paradisíacos!!!

    buena entrada iris. Te sigo! ;)

    ResponderEliminar
  9. en la habana mandaremos, mojito y dejarse llevar!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡venga, vámonos todos a Cuba!! :)

    ResponderEliminar

¡Sígueme aquí!

Derechos y tal...